Reyno de Navarra


De mi querida Navarra podría escribir mucho y todo muy bueno. Simplemente, citaré de forma rápida algunos de los sitios y experiencias imprescindibles:

Para empezar, y ya que estamos en Otoño, no hay espectáculo más impresionante que contemplar las mil tonalidades de las hojas de los hayedos navarros. Impresionante pasear por la Selva de Irati, el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa, después de la Selva Negra de Alemania. Una inmensa mancha verde de unas 17.000 hectáreas que se mantiene en estado casi virgen, situada en el Pirineo oriental navarro.

http://www.turismo.navarra.es/esp/organice-viaje/recurso/Patrimonio/3041/Selva-de-Irati.htm

Otro deleite de la naturaleza, el nacedero del río Urrederra, en la sierra de Urbasa.

Tomar una cuajada casera y los maravillosos canutillos de crema en la Venta de Ulzama.

En el Norte, visitar la preciosa colegiata de Roncesvalles, en la primera etapa del camino de Santiago en Navarra.

Visitar el valle de Baztán, Elizondo y las famosas cuevas de Zugarramurdi.

Recorrer el Señorío de Bertiz, un parque natural de más de 2.000 hectáreas, donde predominan los bosques de robles, alisos, hayas y castaños, y que cuenta con un coqueto y bello jardín con especies exóticas de diferentes lugares del planeta.

Visitar los pueblos del valle del Roncal y comprar el sabrosísimo queso con Denominación de Origen propio de la zona.

Si tenéis la suerte de estar por Navarra el último domingo de agosto, es altamente recomendable ir a Uharte-Arakil (a pocos minutos de Altsasua), donde se celebra la Fiesta del Pastor, con concursos de perro pastor o de esquileo, y degustaciones de queso idiazabal.

Por supuesto, Pamplona y todo el recorrido del encierro, desde la cuesta de Santo Domingo (donde están los corralillos desde los que salen los toros) hasta la Plaza de toros, pasando por la mundialmente conocida calle Estafeta. Por supuesto, aprovechad para conocer los bares de pintxos del casco viejo de Pamplona. También es muy recomendable pasear por la muralla, el caballo blanco, el parque de la Taconera, la Ciudadela….

El precioso castillo-palacio medieval de Olite, a 42 km. al sur de Pamplona.

Y ya que estamos por la zona, no podía faltar una comida en el maravilloso restaurante Túbal (Tafalla), cuyas verduras son las mejores que he probado en mi vida. Mi plato preferido, su crepe de borraja.

El precioso Monasterio de Leire, a 50 km de Pamplona, y también en la zona media.

Y ya al Sur de Navarra, visitar el Parque Natural de las Bardenas Reales, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO,  es un terreno semidesértico de 42.500 hectáreas, donde la erosión ha modelado un paisaje casi lunar, formado por llanuras elevadas, cabezos y barrancos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s