Sigo viajando y conociendo mundo. Destino Caracas y Sao Paulo


Vuelvo a coger un avión a Latam, y ya llevo unos cuantos este año 2009…. la única ventaja es que por fin he conseguido la Iberia Plus Platino!

Tras 9 larguísimas horas de vuelo diario a Caracas, aterrizamos en una de las ciudades más peligrosas de Latinoamérica (que me perdonen los venezolanos!).  El camino en coche del aeropuerto al hotel Marriott es deprimente, atravesando kms de casas prefabricadas, de lata, colgando de las laderas de las montañas, casi colgadas en precipicios…una especie de favelas que aquí llaman “ranchitos”.

La ciudad no tiene grandes cosas que ver, y sobre todo, no tiene muchos sitios por los que se puedan caminar tranquilamente y hacer turismo. Lo único recomendable es el pueblo del Hatillo, como a media hora de Caracas, con casas coloniales de colores y lleno de tiendas de artesanías. Además, todo el mundo nos insiste en que tomemos (aquí tampoco se puede utilizar el verbo “coger”) el teleférico el fin de semana y subamos a la montaña. La verdad es que impresiona un poco por la altura y lo largo que se hace el recorrido (son 8 minutos de subida), pero las vistas son alucinantes y la vegetación llama la atención. Eso sí, arriba no hay mucho que hacer, ya que las nubes que coronan siempre la cumbre tapan las vistas y está lleno de familias, que van a pasar el día, y sitios de comida rápida. Así que bajamos enseguida.

Restaurantes muy recomendables, lo más in de Caracas:

* Madero. Sitio muy fashion, llenísimo y con comida argentina, pero con un toque moderno. Buenísimo el entrante de provoleta rellena de pesto, tomate seco y nueces. Pasta rellena (no recuerdo el nombre de la pasta?) de calabaza con salsa de champagne también muy recomendable.

* Lola. En la zona de Castellana. Decoración vanguardista, en madera y pizarra, con fotos en metacrilato y una preciosa terraza (eso sí, llevar chaqueta o algo para ponerse por encima, porque refresca!), donde dejarse ver. Tomamos unas croquetas de salmón con salsa de parchito (el maracuyá local) buenísimas. La pasta con champiñones, portobellos y aceite de trufa también es recomendable, aunque le falta sabor a trufa.

Restaurant Lola

Restaurantes cerca del hotel Marriott, para las cenas de entre semana:

* Arizona, sitio de carnes cerca del hotel Marriott. Buena parrilla, para quien le guste. Para los medio-vegetarianos como yo (no como NADA de carne, y nada significa nada, ni jamón…aunque nadie lo entienda!), la salvación en Venezuela es la ensalada de aguacate y palmito.

* Limoncello,  italiano, justo enfrente del hotel. Muy buenas las ensaladas.

Restaurante de comida de fin de semana:

* Belle vue. En alto, con muy buenas vistas, muy cerca de Hatillo. Especialidad en parrilla de carnes (en Venezuela no hay mucho sitio para los vegetarianos….),  aunque hay ensalada de aguacate y palmito, como en todos los sitios.

Imprescindible probar las arepas, sobre todo las pequeñitas que ponen de aperitivo, con queso de mano (una especie de queso fresco más sabroso) y nata (una especie de queso philadelphia). Los venezolanos las comen con todo y a todas horas, desde el desayuno a la cena. Nos han dicho que la más típica es la “arepa peluda”, con carne mechada y queso amarillo, como ellos la describen. Por supuesto, yo no la he probado porque lleva carne.

Para comprar en Venezuela, tampoco es que haya grandes cosas. Desde luego, la moda local no nos gustó nada y encima los precios son bastante caros (cuidado porque hay dos tipos de cambio, el oficial y el del mercado negro o extra-oficial, que es el que usa todo el mundo, salvo los extranjeros, ya que nuestras tarjetas aplican el tipo de cambio malo).

O sea, que mejor comprar cosas producidas aquí, como el ron (muy barato, especialmente recomendable el Santa Teresa, ahora han sacado una edición especial de ron de naranja estupendo para regalar-menos de 9 € en supermercado), el chocolate El Rey (preguntar por el de 70% de cacao) y el café.

En un rato, salgo hacia el aeropuerto. Vuelo a Sao Paulo, vía Bogotá, en un viaje un poco largo y pesado……Finalmente, no”puedo” volar a Sao Paulo por problemas en el aeropuerto, que prefiero no contar (esto se está poniendo feo)…. y consigo en el último minuto un asiento en el vuelo de vuelta a España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s